Instale Flash en su Navegador

Misericordiosos como el padre


Mensaje de nuestro Director

¡Bienvenido Mayo con sus días luminosos, su calidez y colorido, con sus flores por doquier!

¡Bienvenidos los días dedicados a María, cuyo esplendor comparte con las madres que Dios, en su infinito amor y sabiduría, nos dio como dulce regalo de amor y devoción!

¡Bienvenidas las celebraciones a nuestros maestros, que tenemos a Jesús como aspiración y a San Juan Bautista De La Salle por modelo!

Ciertamente, mayo trae consigo la reciente alegría de la Pascua de Resurrección y nos ofrece maravillosas ocasiones para reunirnos en celebración del amor: el de María, que con SI [Fiat] comenzó la revolución más gigantesca de los siglos: tú y yo somos cristianos por ella; por ella somos hijos de Dios. Mayo está dedicado a Ella y especialmente en este tiempo, le ofrendamos flores desde lo más puro de nuestro corazón.

Nuestra dulce Madre del Cielo fue también inspiración y motivo de alabanza a Dios para el Santo de Reims, quien admiró en ella virtudes que recomendó a los maestros (... la ternura de madre…), que somos un poco padres y un poco madres de nuestros alumnos en su conducción formativa, y es en este vínculo que los lasallistas nos hacemos familia, propiamente "hermanos mayores" de nuestros educandos. Recordemos también la grandeza del Año Jubilar en honor a nuestro Santo Fundador y Patrono de los Educadores Cristianos, que nos permite obtener la gracia de la indulgencia plenaria, que por cierto, podemos entregar al Cielo por un ser querido o alguien que lo necesite.

Muy querida Comunidad Educativa:

Hoy les invito a encomendar al inmenso y dulce corazón de María a nuestras madres y a todas las madres del mundo, sobre todo aquellas que van solas por la vida, procurando el sustento de sus hijos o llorando su pérdida, para que podamos ofrecer la alegría de las madres abrazadas por sus hijos, como oración y consuelo para ellas; así como para aquellas madres y maestros que atraviesan una pena o una enfermedad, para que sea el mismo Jesús Quien les lleve paz, salud y esperanza, esa esperanza que los lasallistas vivimos y transmitimos en virtud del carisma legado por el Santo De La Salle.





Con Profundo Afecto


Hno. Ángel Ibarguren Aguirre

Director General


I N D I V I S A   M A N E N T





Comparte con tus contactos: