Instale Flash en su Navegador

Misericordiosos como el padre


Mensaje de nuestro Director

Muy querida Comunidad Educativa:

La razón de todo centro educativo es, por supuesto, la educación, tarea profunda que se realiza a través de una persona que educa y otra que es educada.

Todo lo que se hace en una escuela en materia de infraestructura o de actividades debe tener un único fin: servir a la formación de los educandos; y hay dos momentos cruciales que demarcan nuestra finalidad y para los que nos preparamos desde el momento que asumimos nuestra vocación: la llegada y el egreso de nuestros alumnos.

Demos juntos gracias a Dios por la ventura de reunirnos para aprender los unos de los otros, para alabarle en comunión de fe; para divertirnos juntos y también para ser solidarios en los momentos de apuro o de aflicción; para cuidar de la Creación que se nos ha confiado, para proteger a los más pequeños y los más débiles; para recordarnos mutuamente que ¡somos lasallistas sin fronteras!

Y en tanto lasallistas, sabemos que el amor de Dios es para todos, sin excepción y que se expresa y se manifiesta allí donde encuentra un corazón abierto y receptivo1.

De frente al ciclo escolar 2017 ­ 2018, tomemos la oportunidad de establecer el itinerario que queremos seguir, las metas que nos proponemos lograr; dispongámonos a ser abiertos con las personas que llegan a nuestra vida, a llenar nuestros días de luz, de matices, de amor. Recordemos que cada uno determina cómo quiere vivir cada etapa o momento de la vida.

Muy querida Comunidad Educativa: que el tierno amor de María, Madre de Jesús y Madre nuestra reine en nuestros corazones y nos mantenga revestidos de amor para nuestros semejantes. ¡Muy feliz Ciclo Escolar 2017 - 2018!



Con Profundo Afecto

Hno. Ángel Ibarguren Aguirre

Director General


I N D I V I S A   M A N E N T



1) 1) Hermanos de las Escuelas Cristianas, Consejo General, Reflexión Lasaliana 3, Lasallistas sin fronteras, p.10, 2017 ­ 2018.



Comparte con tus contactos: